gallery/ensayo ruso 500x500px
gallery/imagen amoroso 600x600
gallery/imagen los gansos 600x600-01

ESPECTÁCULOS

Tres personajes que, en su intento por alcanzar lo que desean, deben enfrentarse a lo que ya poseen. Un pedido de mano que tarda en concretarse. Disputas so- bre cuestiones materiales interrumpen constantemente la posibilidad de un final feliz. Desacelerando el vértigo de esta comedia, se descubre el drama que hay detrás de las situaciones y sus palabras. Lo íntimo y el desborde conviven en esta historia. Aquí los espectadores están adentro del cuarto de los acontecimientos. Lo que equivale a decir que todos estamos atravesados por el mismo escenario donde transcurre la vida.

El instinto de defensa se despierta ante la llegada del depredador.

Hay que abandonar la guarida ante el peligro y enfrentar a la fiera.

¿Es necesario luchar siempre por la supervivencia?

Un zarpazo que desgarra juramentos y corazones.

Tres especímenes presas del amor.

En esta jungla nadie se salva.

Adaptación de Tío Vania, de Antón Chéjov, proyecto que completa una trilogía del grupo sobre el autor ruso. La puesta de Darío Levin y Adrien Vanneuville se sitúa en un espacio no convencional: una vieja carpintería ubicada en una zona semi-rural de la Comarca Andina, región donde el grupo reside. Esta propuesta borra la división y distribución habitual entre escenario y platea. Desde esa intimidad, el material chejoviano es interpelado por la geografía en la que se emplaza: la nieve, el frío, el campo y el horizonte que culmina en las montañas. Teatro Casero investiga escénicamente de qué modo, con qué resonancias, con qué modulaciones nos interroga Chéjov, hoy, en la Comarca Andina.

gallery/hijo-del-campo-400p

Es día de esquila y señalada.

Los caballos mansos quedaron encerrados en la caballeriza desde anoche.

Las monturas están preparadas y algunos matungos ya tienen el cabestro en la jeta.

Hay perras que lloran feo pareciendo anunciar desconsuelos y alguna desgracia.

Y ayer Padre volvió a envenenar cachorros.